Ud. está en:  » Coro Femenino de Cámara
Volver Imprimir Enviar

Ikono de los Misterios del Rosario en concierto el 16 de Julio a las 19:00 hrs

Santuario del Campanario de Schoenstatt en Santiago conmemorando a la Virgen del Carmen

Obra de Boris Alvarado con texto del R.P. Joaquín Alliende Luco

Coro Femenino de Cámara de la PUCV y Orquesta en concierto en el santuario de Schoenstatt de Campanario en Santiago.

FOTO_05
W:533
H:400
87 kb

El miércoles 16 de Julio a las 19:00 hrs., durante la conmemoración de la Virgen del Carmen, el Coro Femenino de Cámara y Orquesta llegarán hasta  el Campanario para  presentar dos obras sacras de cámara. Se trata de la Misa de Gabriel Faure y Andre Messager llamada “Messe des Pêcheurs de Villerville” conocida en castellano como la Misa de los pescadores de Villerville en Francia.

En la segunda parte se espera la nueva versión de la obra “Ikonos de los Misterios del Rosario” de Boris Alvarado, obra para tres solistas vocales, Coro Femenino, bronces, campanarios, instrumentos hindúes y doble orquesta de cuerdas, conformada por los Ikonos de Meteora y Athos, dedicada y compuesta especialmente para la conmemoración del Jubileo 2000, con textos del R.P. Joaquín Alliende Luco.

 FOTO_06
W:502
H:350
102 kb

El Padre Joaquín escribió sobre la obra para su preparación en el año del Jubileo: Su Santidad Juan Pablo II, el "Pelícano" que con tanto Amor llama Joaquín, ya terminó su encuentro con la Jerusalén Celeste, y este, es un signo del tiempo de la Cristiandad que nos encontramos viviendo, pues de manera paradigmática, Abraham de alguna manera desde su Caverna en Herón, junto a su descendencia, se mantiene incólume en su voluntad de unir a Israelitas y Palestinos. Un Relevante hombre de Fe del Vaticano, visitó este año nuestra Universidad Católica de Valparaíso, en su homilía ofrecida a toda la comunidad, nos habló del sentido de la Resurrección en torno a la verdadera alegría de la Redención.

Atravesando el comienzo de un nuevo milenio, también nos acercamos cada vez más, al Misterio de la "Madre de Dios". Su imagen, venerada desde el comienzo de nuestra era, hace 2000 años en el espacio propio de la Cristiandad, es el signo que queremos presentar y rememorar. Así, su conocimiento divino en el que encuentre paz, estará iluminado con su recuerdo, ella será su alimento y su hábito, pues el más elevado de los recuerdos es el recuerdo del corazón. María, Madre de Dios: Su amor, su fe, su dolor, esperanza y eternidad, está en la señal de los signos, y pensar en esos signos es la condición de esta senda que avanzamos bajo su velo protector. Es la posibilidad de alcanzar un modelo de pureza que se encuentra atrapado en los confines de los tiempos.

Schoenstatt es un Movimiento eclesial de renovación que busca vivir el cristianismo como una respuesta válida a los desafíos de nuestro tiempo. Su historia y sus frutos lo avalan como una iniciativa especial de Dios.

Se usan diversos términos para designar Schoenstatt: se habla de la “Obra” de Schoenstatt, de la “Familia” de Schoenstatt y del “Movimiento” de Schoenstatt.
Cuando se usa el término “Obra” se acentúa Schoenstatt como comunidad estructurada con una organización y un lugar propio en el seno de la Iglesia.

Al hablar de Schoenstatt como “Familia” se destaca en él el espíritu que lo anima y el tipo de vínculo que existe entre sus miembros.

Cuando  se habla como un “Movimiento” de Iglesia, se destaca lo primario que es ser una corriente de gracias y de vida. Lo organizativo tiene un lugar, pero no es lo más importante.