Volver Imprimir Enviar

Entrada Liberada

Concierto

Meditación Coral al Ikono del Sagrado Corazón de Jesús

sabado 16 de Junio, 19:00 Casa Central PUCV.

Barbara Ruiz Tagle, textos

Ruslan Krynitsyn, violoncello

Coro Femenino de Cámara PUCV

Ensamble Ex Corde PUCV

 

 

 
FOTO_02
W:1280
H:940
1.112 kb
Ensamble Ex Corde

La meditación coral que significa un estado de concentración sobre la realidad del momento presente, invita a mirar desde lo más profundo la naturaleza de la dimensión humana de nuestra universidad, todo eso es natural y es la forma en que el arte se gesta. Lo humano y lo divino, en nosotros, crece. Ahora bien, el problema no es tener o no tener preguntas y problemas. La cuestión clave es qué se hace y cómo se llevan las fases de maduración de esas meditaciones. Ese paso es el que sigue a toda experiencia y lo que invitamos a realizar una vez finalizado el concierto. No es sólo el espacio sacro lo que facilita al arte un espacio físico, sino también el silencio del acto en presente.

El origen del Sagrado Corazón, como acto de devoción, ha existido desde los primeros tiempos de la Iglesia, desde que se meditaba en el costado y el Corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua. Sin embargo, la devoción a la imagen y su sentido es posterior, y se remonta a las  cuatro visiones a lo largo de su vida que tuvo Santa Margarita María de Alacoque, nacida el 22 de julio de 1647 en el pueblo de Lautecour en Francia.

En una imagen del Sagrado Corazón es necesario un corazón visible, pero éste debe ser, además, simbólico… como emblema de su amor por la humanidad.

La devoción está basada totalmente en el simbolismo del corazón. Es lo que de da su significado y su unidad, su fuerza simbólica queda admirablemente plena al ser representado el corazón como herido, se nos presenta como el signo sensible de su amor, la herida visible en el Corazón nos recuerda la invisible herida de su amor . En una imagen del Sagrado Corazón es necesario un corazón visible, pero éste debe ser, además de visible, simbólico como emblema de su amor por la humanidad.

 

Coro Femenino de Cámara PUCV

Ensamble Ex Corde PUCV

Sub Directora: Paula Elgueta

Concertino: Sebastian Rojas

Piano: Michael Landau

Invitada: Bárbara Ruiz-Tagle

Director: Boris Alvarado

 

 
FOTO_06
W:376
H:243
15 kb
Barbara Ruiz Tagle

 
FOTO_07
W:188
H:283
243 kb
Ruslan Krynitsyn

1.- Antonio Vivaldi (Italia)

Sinfonía para cuerdas “Al Santo Sepulcro”

Concertino: Sebastian Rojas

Dos movimientos conforman esta peculiar sinfonía, profunda, espiritual y poco reconocida en aborda lo primordial y lo ascendente, donde en sus movimientos pareciera que todo flota en un mar que no es de agua ni es de sal, ambos ascienden y ambos pertenecen a esa primordialidad de lo imperecedero

 

2.-Arvo Pärt (Estonia)

“Es sang vor langen Jahren”

Motette für de la Motte para mezzo, violines y violas

Texto: Clemens Brentano de la Roche

Solo: Ester Olivares

Esta pieza no es abiertamente sacra, sino mas bien un dulce encantamiento del poema que desde la voz del amante humano contrasta con la del  ruiseñor. Los instrumentos de cuerda acompañan y luego pasan al primer plano, mientras que la voz descansa para luego volver a encantar.

 

3.-Arvo Pärt (Estonia)

"Silouan´s Song"

para cuerdas

El flujo homofónico, meditativo y recitado de la pieza, revela el ritmo de un texto implícito, pero subyacente, que comienza con la frase evocativa "Anhela mi alma al Señor." La pieza emplea a un mínimo de materiales en un esfuerzo para suspender el tiempo. En este esfuerzo se encuentra  la presencia de Silvano en el monasterio de San Pantaleón

 

4.-Pawel Lukaszewski (Polonia)

“Laudate Dominus” Salmo 150

para coro femenino y cuerdas

Composición aleluyática que tuvo vida litúrgica independiente, pero que ha sido colocada al fin del libro de los salmos como gran «finale», que resume los sentimientos del pueblo israelita para con Dios. ¡Aleluya!, Alabad al Señor en su templo, alabadlo en su fuerte firmamento. (fragm.)

 

5.-Eric Whitacre (USA)

“5 canciones hebreas de amor”

Para coro femenino, violin, pandereta y piano

  • Temuna
  • Kala Kalla
  • Larov
  • Eyze Sheleg!
  • Rakut

Violín: Sebastian Rojas

Pandereta: Vicente Toskana

En esta suite de canciones de amor, inspiradas por un viaje a Suiza,  cada una de ella es una postal. Allí se capturan momentos exuberantes y románticos dedicadas a Jerusalén, en la poesía de Hila Plitmann, poeta del hermoso texto.

 

6.-Rafael Diaz (Chile)

“Kyrie Mowno”

para solistas, coro femenino y cuerdas

Solo: Millaray González

La obra pone a dialogar contrapuntísticamente a dos culturas y donde la polifonía hace desde un motete renacentista se encuentra con el canto ritual kaweskar. Así, voces y cuerdas en un doble coro generan una sonoridad mestiza, como si dos culturas se encontraran en un espacio y un tiempo que nunca coexistió.

7.-Marlos Nobre (Brasil)

“Poema III”

Para violoncello solo y cuerdas

solista: Ruslan Krinytsyn

Esta es una obra de gran lirismo, una canción de amor para su esposa, María Luisa. Es una obra diferente, aislada de su música, y por cierto, no romántica. Marlos Nobre dice:"Yo soy un compositor moderno, con un lenguaje avanzado, pero también capaz de escribir una hermosa melodía".

 

8.-Boris Alvarado (Chile)

“Benedictus” *

Para violoncello, doble coro femenino y cuerdas

Solista: Ruslan Krinytsyn (violoncello),

* pre estreno fragmento del proyecto sello valórico: “Hacia la Gran Misa del Sagrado Corazón de Jesús”

Decía la Santa Margarita María de Alacoque: “Me parece que no hay camino más corto para llegar a la perfección ni medio de salvación más seguro que consagrarse del todo a este divino Corazón para tributarle todos los homenajes de amor, honor y alabanza que están a nuestro alcance”

 

9.- Morten Lauridsen (USA)

“O Magnum Mysterium”

para solista, coro, piano y cuerdas

Solo: Paula Elgueta

¡Oh gran misterio y admirable sacramento, que los animales vean al Señor recién nacido, acostado en un pesebre, Bendito sea el vientre de la Virgen de quién era digno de llevar al nuestro Señor Jesucristo. ¡Aleluya!