Volver Imprimir Enviar

Jorge Mario Bergoglio es el nuevo Papa Francisco

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió este miércoles en el nuevo Papa de la Iglesia Católica, el primero jesuita y latinoamericano.

"Parece que los cardenales me vinieron a buscar al fin de mundo", afirmó el Papa Francisco.

El recién electo pontífice, quien llevará el nombre de Francisco, se desempeñaba hasta ahora como arzobispo de Buenos Aires.

“Queridos hermanos y hermanas”, dijo en italiano y con el rostro emocionado: “Parece que los cardenales me vinieron a buscar al fin de mundo”, afirmó, tras rendir tributo a su predecesor Benedicto XVI e instar a la Iglesia a “la fraternidad”.

“Espero que este camino de la Iglesia que hoy comenzamos sea fructífero para la evangelización”, agregó. Además, pidió rezar en silencio por él para que Dios le ayude en su labor.

A continuación, la columna del profesor Dr. Juan Daniel Escobar, de la Facultad de Teología de la PUCV.

“Habemus Papa”: S.S. Francisco I

Sin lugar a dudas, la elección de un Romano Pontífice de la Iglesia Católica Romana no es ni remotamente parecida a las elecciones de las autoridades civiles. El Cardenal Bergoglio no estaba en la lista de los 10 candidatos que aparecían en los medios de comunicación de todo el mundo. Incluso, algunos jesuitas sostenían que ya no podía ser elegido por su edad. Yo tenía otro candidato, todos nos equivocamos.

Francisco I nació el 17 de diciembre de 1936, en el seno de una familia modesta. Su padre era un trabajador de ferrocarriles argentinos, de origen Piamontés. Estudió en una escuela pública, donde egresó de técnico químico. Ingresó a los 22 años a la Compañía de Jesús, ordenándose de sacerdote en 1969. Tiene estudios en filosofía y un doctorado en Teología.  A los 36 años fue nombrado responsable nacional de los jesuitas argentinos. Obispo auxiliar de Buenos Aires en 1992. Arzobispo coadjutor en 1998, y Cardenal el 2001.Este Pontífice es el primer Papa latinoamericano y es la primera vez que se elige a un jesuita para dirigir la Iglesia.

He estado varias veces con el actual Pontífice. La última con motivo del V Encuentro de Centros Culturales Católicos del Cono Sur, en septiembre pasado en Buenos Aires. Mi impresión no difiere de la de los  teólogos argentinos que lo conocen mucho mejor que yo. Es una persona de bastante bajo perfil, muy austero y siempre alejado de cualquier ostentación. Además, es muy trabajador. Se dice que se levanta a las 4:30 y se acuesta a las 21:00. En Argentina es considerado un moderado entre conservadores y progresistas. La única crítica que escuché de mis pares argentinos sobre el entonces Cardenal Bergoglio, fue que era hincha del San Lorenzo.

Tenemos un Papa nuevo, que deberá guiar la Iglesia en tiempos nada fáciles y con grandes desafíos, tanto hacia dentro como fuera de ella. También se han generado muchas expectativas y espera de soluciones con este pontificado. Los creyentes, que confiamos en la asistencia del Espíritu Santo en la elección de un Pontífice y en el peregrinar de la Iglesia, recibimos con mucha alegría y esperanza la elección de Francisco I como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana.