Volver Imprimir Enviar

Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) presentó su informe “Proyección del Consumo de Agua de la Minería del Cobre 2014-2015” en dependencias del CEA

La actividad contó con la presencia de la Ministra de Minería, Aurora Williams, quien destacó que al año 2025 el agua de mar aumentará a 36% su participación en el total de agua requerida por la minería del cobre.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) presentó hoy su informe “Proyección del Consumo de Agua de la Minería del Cobre 2014 -2015” que da una mirada prospectiva de la demanda de recursos hídricos de este sector productivo para los próximos 10 años de acuerdo con las perspectivas de producción de cobre en el mismo lapso.

El evento –que se realizó en el Centro de Estudios Avanzados y Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso-, estuvo encabezado por la Ministra de Minería, Aurora Williams, quien destacó la sólida información que entrega el estudio el que sirve como modelo de desarrollo para el país en su conjunto.

En ese contexto, resaltó que una de las principales conclusiones que arroja el estudio – y que es altamente positiva para el sector y el país- es la creciente oferta de agua de mar  que se espera para los próximos años. “El estudio, además de informarnos sobre el uso de agua fresca en el proceso del cobre, nos  muestra la realidad del uso de agua de mar, un recurso que crece gracias al avance tecnológico y que si en el 2014 correspondía al 9 % del total requerido por la industria del cobre, en el 2025 alcanzará el 36 %”, precisó la Ministra.

Agregó que dada la creciente producción de concentrado de cobre que se espera al término de la década, y que implica utilizar mayor cantidad de agua  para obtener una tonelada de cobre fino, es importante que la minería esté a la vanguardia tecnológica para que genere acciones que impulsen un desarrollo económico masivo y sostenible. “Como Ministerio de Minería creemos necesario impulsar una cultura innovadora y emprendedora”, enfatizó.

Por su parte, el Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, destacó el importante esfuerzo que está realizando la industria minera del cobre para ser más eficiente en el uso de los recursos hídricos y que se ha visto reflejado, entre otras acciones, en el fuerte desarrollo de tecnologías para el uso de agua de mar. “El consumo de agua de mar llegará a  8,8 m3/seg, lo que significa más de cuatro veces lo utilizado el 2014”, señaló.

Agregó que esta situación es más patente en la región de Antofagasta, en donde el consumo de agua fresca tiene una tendencia decreciente en los próximos años, principalmente por el mayor uso de agua de mar en la minería del cobre. “Se espera que al 2025 el consumo de agua de mar en la región duplique el consumo de agua fresca, esto es que el agua fresca sea de 3,91 m3/seg y de agua de mar de 6,06 m3/seg”.

Las operaciones que actualmente utilizan agua de mar en la II Región son Escondida, Esperanza, Michilla, Mantos de la luna, Altonorte y Sierra Gorda. Por otra parte existen proyectos que planifican el uso de este recurso, entre los que se encuentran la ampliación de la planta desalinizadora de Escondida, actualización de Esperanza y su posterior extensiones de red para abastecer a Antucoya y Encuentro, El Abra Mill Project y RT Sulfuros Fase II ubicados en las cercanías de Chuquicamata y el proyecto Lomas Bayas Sulfuros.

Proyección uso de agua total

El Director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco (TyP), Jorge Cantallopts, quien presentó los detalles técnicos del informe, señaló que el objetivo de este documento es determinar los requerimientos futuros de agua de la minería del cobre para generar, por una parte, las políticas públicas necesarias para el desarrollo sostenido de la actividad; y por otra, para que el sector privado continúe realizando esfuerzos para hacer más eficiente el uso de agua.

En ese contexto, y considerando el escenario más probable de producción de cobre para los próximos años -esto es que las faenas actuales sigan operando y que un mayor porcentaje de cada uno de los proyectos (ejecución, factibilidad y prefactibilidad) entren en operación al 2025- se espera que el consumo de agua total (agua fresca y agua de mar) aumente 66% en 2025 respecto al 2014, alcanzando los 24,6 m3/seg.

Al respecto, Jorge Cantallopts precisó que las proyecciones de uso futuro de agua se han realizado sobre supuestos que podrían clasificarse de inciertos, dado que la producción está sujeta a las decisiones de las empresas respecto a la viabilidad de los proyectos.

Agregó que al analizar el consumo esperado según procesos productivos se observa que los concentrados demandan gran parte del agua de mar en la minería del cobre, debido tanto a la proyección de producción de concentrados por el natural agotamiento de los recursos oxidados y su reemplazo por los recursos sulfurados, como a lo intensivo en consumo de agua que es la concentradora. “La minería del cobre enfrenta un comportamiento decreciente en las leyes del mineral a extraer, lo que implica que las nuevas plantas deben diseñarse de mayor capacidad de tratamiento de mineral para obtener la misma cantidad de cobre en comparación a las plantas más antiguas”, explicó.

PANEL

La presentación del Informe concluyó con un panel en el que participaron el Delegado Presidencial de Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz; el Alcalde de la comuna de María Elena y presidente de los Municipios Mineros, Jorge Godoy; la Directora de la Fundación Casa de la Paz, Ximena Abogabir; el Gerente de Estudios del Consejo Minero, José Tomás Morel; panel que fue moderado por el Coordinador de Estrategia y Políticas Públicas de Cochilco, Vicente Pérez.

Durante su intervención el Delegado Presidencial de Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz, señaló que el agua es un factor productivo esencial para el desarrollo el país ya que cerca del 60% de todo lo que produce Chile requiere de este insumo y que Chile tiene un gran potencial hidrológico pero que está mal distribuido entre el norte y el sur de Chile.

En ese contexto, enumeró los principales desafíos que tiene el país: mejorar información sobre los recursos hídricos; crear más infraestructura para hacer más eficiente la gestión del agua; simplificar la estructura institucional, existen 46 servicios y 10 ministerios que tienen incidencia sobre el agua; el reordenamiento jurídico; y los efectos  del cambio global.

Por su parte, la Directora de Casa de la Paz, Ximena Abogabir, concordó con Reinaldo Ruiz respecto de mejorar la información disponible sobre este recurso, generar metodologías sociales que permiten generar un diálogo entre los distintos actores para enfrentar en conjunto la problemática de escasez de agua, y superar las desconfianzas que aun existen.

El Alcalde de María Elena, Jorge Godoy, pidió mayor intervención del Estado para asegurar la disponibilidad del agua en el norte del país, que las mineras usen 100% de agua de mar en sus operaciones, y una mayor compensación de las compañías mineras cuando intervengan el entorno donde se emplazan las comunidades con nueva infraestructura para el abastecimiento de agua.

Finalmente, el Gerente de Estudios del Consejo Minero, José Tomás Morel, destacó la información proporcionada por Cochilco ya que ésta es un buen insumo para generar debate de política pública por parte del Gobierno.